Mi gallo me ataca

Dejo salir a mis aves todas las mañanas para que puedan recorrer libremente la casa durante el día.

Las últimas semanas nuestro gallo ha desarrollado un hábito bastante malo de atacarme cuando lo dejo salir por las mañanas. No tengo idea de lo que estoy haciendo para molestarlo. Todas las otras gallinas se ven felices y me siguen cuando salgo al jardín con la esperanza de comer. Y ese mal habito se esta haciendo una costumbre. La verdad que mi gallo es un Brahma muy grande y pica con mucha fuerza y prefiero que no lo haga. ¿alguna sugerencia?

Te ve como una competencia por sus “gallinas”. Me paso alguna vez, y lo que hice fue sacar a todas mis gallinas en las mañanas y dejarlo solo en el gallinero por una semana hasta que sepa quien manda, aunque siempre lo espero con una escoba cerca, el parece entender ahora que no represento una amenaza. Vea si eso ayuda a calmarlo un poco.

Estoy pasando por lo mismo con mi gallo. Se torna muy agresivo por las mañanas y sale de su gallinero listo para atacar. Lo hago esperar en el gallinero, viéndome moverme por el patio y reparto la comida antes de dejarlo salir. También coloqué palos estratégicamente alrededor del patio, para que no pueda atraparme sin el palo. Por si acaso necesito hacerlo retroceder. Incluso las gallinas no quieren estar cerca de él por la mañana. jajaja

¿Lo abrazas? Tuve que atrapar el mío (es demasiado rápido) y luego sostenerlo. También tuve que mostrarme firme con el palo de la escoba. Solo lo suficiente para llamar su atención. Me gané un poco de respeto y me dejó de atacar durante una semana, luego lo intentó de nuevo, pero no lo consiguió, tuve que golpear el piso para asustarlo.

Estoy tratando de rehabilitarlo pasando algún tiempo solo con él todos los días. Aunque si termina lastimándome a mí o a mi familia, tendria que tomar una decisión màs drastica. ¡¡Buena suerte!!

La solución es tener una escoba siempre a lado. Una de esas grandes escobas de maíz hechas a mano. De esa manera realmente puedes “barrerlo” bien sin lastimarlo. Nunca retrocedas o el sabra que te tiene dominado.